Una compleja red

By 27 octubre, 2015Neurotips, Noticias

El organismo infantil es una compleja red somática, psicológica, espiritual, hormonal e inmunitaria sobre la que se asienta el desarrollo. Esta red funciona en dos niveles que se imbrican íntimamente: el nivel molecular y el energético. Ellos deben estar en un delicado balance cuya expresión es la salud integral y la armonía emocional. Cuando se rompe este balance aparecen diversas manifestaciones de inestabilidad emocional que se pueden estabilizar tanto desde lo molecular- la química – como desde la intervención sobre el nivel de la energía vital. Esta última intervención configura el campo de las terapias de energía, de las cuales una de las de mayor efectividad sobre el niño es la terapia floral.

Los invitamos a participar en la próxima Charla para Padres: “El desafío de ser niño en el mundo de hoy. Otras miradas” este martes 10 de noviembre de 2015, en Santiago.

Inscripción e información aquí.